Dolor de cuello y la mandíbula

¿Conoces la articulación temporomandibular o ATM?

¿Sabías que cuando hablamos de ella nos estamos refiriendo a la mandíbula?

Pues bien la ATM es una de las articulaciones más utilizadas en nuestro cuerpo, ya que la usamos para comer, para masticar, para hablar, etc. y por todo ello, su musculatura asociada se suele tensar y algunas veces contracturar

Estamos hablando de músculos como el masetero, el temporal, los pteregoideos, el bucinador y los músculos infra y suprahiodeos. Está claro que por cadenas musculares, fascia, propiocepción y contracción conjunta, hay mucha más musculatura del cuello o cervical asociada a los movimientos de la ATM, pero los músculos anteriormente citados se podrían considerar los primarios para estar articulación.

atm.png

 

Dolor cervical y la ATM

Además de los movimientos como hablar, comer o masticar, pueden haber otros factores que hagan que la musculatura de la ATM se tense y/o contracture. Estos factores pueden ser:

  • Uso de ortodoncia (comúnmente «aparato») o implantes dentales
  • Estrés en todos los niveles y campos. Está más que demostrado que un aumento de estrés relacionado con mucha responsabilidad o enfados/rabias mal enfocadas, hacen que apretemos más los dientes y por tanto se nos contracture la ATM.
  • Alteraciones posturales: cabeza adelantada, hombros echados hacia delante…
  • Cefaleas, Migrañas o Dolores de cabeza. Este es un factor recíproco de ida y vuelta, porque muchas veces una tensión mandibular conlleva una tensión en el cuello que acaba produciendo un dolor de cabeza o bien puede ser a la inversa.
  • Lo mismo que anteriormente ocurren con los acúfenos (pitidos en los oídos).
  • Problemas de hiper o hipomovilidad en la columna cervical, dorsal y en la charnela.
  • Hernias, protrusiones…

Sin-título4.png

Todos estos factores primarios o secundarios hacen que la musculatura acabe tensándose y por tanto provocándonos dolor, como resultado de desequilibrios musculares y una postura deficiente.

Por lo tanto, la postura cervical debe normalizarse para tratar con éxito la disfunción en el complejo articular de la ATM de igual forma que la ATM debe ser evaluada en ciertos casos de dolor cervical.

Tratamiento de la ATM

¿Y cómo conseguimos tratar estos problemas relacionados con la ATM o con el dolor cervical?

Pues con la ayuda de un fisioterapeuta y/o/u osteópata. Nada mejor que un profesional de la salud o un terapeuta con suficientes estudios de biomecánica y anatomía, para poder detectar las alteraciones en la articulación temporomandibular o ATM.

Dentro de la consulta, el bagaje profesional depende del terapeuta, pero va desde el uso de:

  • Terapia manual o métodos convencionales: masaje terapéutico, estiramientos, ejercicios terapéuticos
  • Terapia invasiva (punción seca, acupuntura, EPI, etc)
  • Fibrolísis percutánea (uso de ganchos)
  • Terapia fascial o inducción y liberación miofascial
  • Terapia ortopédica articular u osteopatía
  • Cráneosacra
  • Kinesiología
  • acupuntura
  • Y un largo etcétera

Contacto

¿Tienes algunos síntomas parecidos o crees que te puede estar pasando algo con tu articulación de la ATM?

No dudes en ponerte en contacto conmigo y podré ayudarte.

Para cualquier información, pregunta o consulta, llámame o escríbeme.

 

firma-andy.png

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: